4 aspecto que debes considerar antes de vender, comprar o rentar una propiedad

Iniciar el proceso de búsqueda de una propiedad, sea para comprar o para alquilar, suele ser para la mayoría de las personas una experiencia compleja y a veces frustrante.

En Pizzolante General Services logramos que la experiencia en el proceso sea tan gratificante como el resultado. Y frecuentemente lo conseguimos gracias a nuestra capacidad de entender lo que nuestros clientes quieren y desean aunque a veces no lo digan en voz alta.

Sin embargo, para ti, que estás iniciando o estás en el proceso de búsqueda, hemos creado esta lista o guía de aspectos que deberías considerar antes de comprar o alquilar una propiedad, con el único y genuino interés de apoyarte en el proceso para que sea lo más sencillo y satisfactorio posible.

Comprar o alquilar implica tomar en cuenta una infinidad de variantes, porque cada quien tiene una idea o un concepto del uso de la propiedad, como un estilo de vida. Y todo eso impacta directamente en la decisión de compra o renta. Y mientras más personas hagan usufructo de la propiedad, podría ser más complejo el proceso, por la diversidad de intereses y necesidades a satisfacer.

Sin embargo, intentaremos contribuir y ayudarte con la toma de decisiones a través de 4 aspectos, que consideramos los más relevantes al momento de comprar o alquilar.
 

La ubicación

Escoger el mejor lugar para comprar o alquilar una propiedad va a depender de la conveniencia del grupo familiar como de las variables y especificaciones más importantes que no son negociables ara cada uno de los integrantes que hará vida en la propiedad. En el caso de los inversionistas, el lugar dependerá de lo que espera de la propiedad, principalmente, en cuanto a target y rentabilidad esperada.

 

Las variables que debes considerar para escoger la ubicación de una propiedad pueden ser tantas como sean de relevantes para ti, incluso, infinitas; hablamos de considerar el tráfico, la cercanía al trabajo, al colegio de los niños; También cercanía a la zona de mayor actividad social o donde sueles desenvolverte con más frecuencia, arterias viales principales y acceso con vías de transporte alternas. 

Muy importante para escoger la ubicación, también, es la cercanía a comercios, servicios, parques, colegios, microclimas, entre otras variables.

Es fundamental tomar en cuenta con cada propiedad que la ubicación no solo es para la propiedad por sí misma, sino también, al tipo de vida que tienes y que quieres tener. 

Hay zonas que suelen estar más enfocadas en la familia, por ello la abundancia de parques y áreas verdes; estas urbanizaciones suelen estar separadas de la zona comercial y evidentemente, de zonas industriales. Tampoco suelen ser atravesadas por vías de alto tráfico. Sin embargo, no están aisladas a las mismas. Solo que están correctamente bien planificadas en cuanto a urbanismo. 

Y así, dependiendo del tipo de vida que tienes y que quieras tener, cada zona será más o menos idónea para ti y los tuyos.

Aquí algunas preguntas que deberías hacerte para elegir correctamente la mejor ubicación para tí. 

¿Dónde hacen vida tú y los integrantes de la familia que van a vivir en la propiedad? ¿Qué tipo e vida llevas? ¿Quieres estar walking distance de tú oficina o zonas de entretenimiento? ¿Tienes niños en la casa? o ¿son una pareja? ¿Es ruidosa la zona? ¿Cuánto tráfico hay para llegar o salir de la propiedad? ¿Qué hay en los alrededores? ¿Cuál es el nivel socio económico con el que deseas relacionarte? ¿Qué tipo de clima buscas? ¿Cómo es la seguridad donde está la propiedad? ¿Cuántos años tiene la propiedad? ¿Es un edificio o condominio? ¿Cuántos departamentos tiene el edificio o cuántas casas tiene el condominio? ¿Cuál es el estatus de la infraestructura? ¿Cuántos años tiene la propiedad? ¿Están al día los pagos de mantenimiento, impuestos y servicios?

 

La propiedad

Tan codiciado como pocas cosas en el mundo, sea para usufructo o para negocio, el invertir en una o varias propiedades inmobiliarias es el gran sueño de casi todos los seres humanos que vivimos sobre la faz de la tierra.

Desde la necesidad más básica de tener tú propio techo o piso, así como construirte un futuro comprando, vendiendo o rentando, involucra un proceso lógico – emocional que suele ser intenso y complejo por todo lo que implica, y esto, hacerlo sin conocimiento y sin un asesor o guía, pudiera ser aún más complicado, ineficiente, desgastante y frustrante.

Aunque hay mucha tela que cortar y hay poco espacio, en primer lugar, mi recomendación es que, si la vivienda es usada, evalúes lo que no se ve, como, por ejemplo: tuberías de aguas blancas, calientes, desagüe y de electricidad. También, considerar los años de construido y cuántos departamentos, oficinas o locales hay en el lugar. Adicionalmente, si es para residencia, cuál es el estatus administrativo del mantenimiento o condominio. Un edificio viejo suele tener más gastos por mantenimiento y un condominio con atrasos en los pagos podría afectarte directamente.

Adicionalmente, conocer quiénes administran el edificio, si es una junta de propietarios o terceros, siempre será mejor la segunda opción.

Si está en construcción, averiguar quiénes son los constructores y si ya han construido antes, visita unos de sus proyectos entregados y evalúa los acabados. También averigua quién financia a la constructora, si es un banco te deberían dar más seguridad que si son terceros independientes.

Si la propiedad está nueva para estrenar, también es importante saber quiénes construyeron, por la responsabilidad de la garantía.

En relación a la distribución y características, primero pon en orden lo que es mejor para ti. Cada propiedad, aunque, más o menos, la mayoría puedan tener una distribución estándar, no son iguales.

Finalmente y muy importante, averigua el estatus administrativo, legal e impositivo de la propiedad. ¿Están al día con los impuestos de la municipalidad? ¿Están al día con los servicios y el mantenimiento? ¿Todos los documentos están en regla? Que tú asesor inmobiliario te ayude a hacer una evaluación.

 

El precio

Quizá este el punto de mayor controversia en el proceso de compra, venta o renta. Y todos nos imaginamos por qué.

Cuando hablamos de precio no es solo al valor que se fija para vender, sino también al valor fijado para el canon de alquiler.

Ahora bien, ¿cuál es el mejor precio para cerrar una transacción? Pues como todo en el mundo de los bienes raíces, son muchas las variables que lo afectan o para arriba o para abajo.

Ya hemos avanzado bien en el proceso, hablamos de la importancia de la ubicación y qué es lo que determina el mejor lugar para nosotros; también hicimos referencia a la propiedad; lo que debemos considerar antes de tomar una decisión de compra o renta y ahora, no menos importante, el precio.

El precio es el valor acordado entre las partes, quien entrega y quien recibe, para cerrar una transacción, sea de compra venta o de renta.

Ahora bien, el precio de una propiedad puede variar drásticamente entre una y otra propiedad, aun cuando estén en el mismo condominio y/o edificio.

El precio es una de las variables más sensibles del negocio inmobiliario, porque puede afectarse, para bien o para mal, por el más mínimo detalle.

Lamentablemente un post no permite el espacio suficiente para explicarlo en detalle, pero si como para mencionarte algunos detalles a tomar en consideración.

Por ejemplo: El país, la ciudad, la urbanización, la ubicación exacta, qué hay a los alrededores; si tiene vista o no, nivel socio económico de la urbanización y los vecinos; si la propiedad es nueva a estrenar, usada o en construcción; el tamaño, el piso en el que se encuentra, la temporada, quiénes son los vecinos, las áreas comunes, la configuración de la propiedad,  el arquitecto y el diseño, los acabados, cercanía a zonas comerciales y de servicios, transporte público, colegios, entre muchos otras variables.

Y sin duda alguna, a demás de estas, una de las que más afecta es la situación económica, tendencias y proyecciones a mediano y largo plazo; tanto del país, como de las internacionales.

Como te darás cuenta, el precio es una de las condiciones más delicadas porque en una propiedad son muchas las variables que en simultáneo y en un momento en específico afectan un precio para arriba o para abajo.

Cuando vayas a vender, comprar o rentar, es mejor que consideres todo esto, pero, sobre todo, la asesoría de un corredor inmobiliario.

 

La Negociación

¿Qué comprador o arrendatario acepta el precio publicado sin negociar? ¿Qué vendedor o arredandor publica el precio más barato que está dispuesto a aceptar?

¿Quién será la parte neutral que satisfaga los intereses de todos? que coordine a los terceros involucrados en el proceso, como: impuestos municipales y prediales, recaudación de impuestos nacionales, partidas registrales y notarías, y que en general, lidere la gestión y lleve todo el proceso a un final feliz y satisfactorio para todas las partes.

Muchos se preguntarán, ¿cómo así que la negociación?

El corredor inmobiliario juega un papel fundamental en la gestión de compra venta o renta, ya que el corredor se convierte en un amortiguador entre los involucrados, lo que permite que el proceso sea menos traumático y conflictivo. También, el corredor se convierte en una garantía para los clientes porque genera la confianza entre comprador y vendedor o arrendador y arrendatario, para llegar al cierre de una negociación en la que todas las partes salgan beneficiadas y complacidas.

El corredor, no solo es la persona que se encarga de buscar lo mejor para ti en cuanto a selección de una propiedad o un prospecto, sino, tú garantía de que el proceso inicie y culmine satisfactoriamente, sin que se genere algún conflicto entre las partes y mucho menos, con los terceros involucrados.

La gestión inmobiliaria no es únicamente buscar la propiedad ideal para ti o para el prospecto que compre o rente tú propiedad; la gestión inmobiliaria incluye todo el proceso de poner de acuerdo a las partes, recaudar la documentación, validar que todo lo que se requiera esté al día y coordinar la legalización y registro del acuerdo.

En tú caso, si no tienes asesor, ¿quién atenderá las llamadas de los interesados? ¿cómo mostrarás la propiedad? ¿sabes cómo ofrecer y a hacer atractiva tú propiedad para un prospecto? ¿Sabes todo lo que necesitas para vender, comprar o rentar una propiedad?

Si no tiene, es momento de contratar a un buen corredor.

 

ESCRITO POR:

Román J. Pizzolante R.

Presidente & Broker internacional

Pizzolante General Services & Co

 

 

Nuestra misión es servirte y hacer realidad tus sueños, proyectos e inversiones inmobiliarias.

Contáctanos hoy, contáctanos ahora!!!

 

Telf Oficina: +511 4090836

WA +51 930194909

Email: info@peruPGS.com

Web: www.ServiciosInmobiliarios.pe

4 aspecto que debes considerar antes de vender, comprar o rentar una propiedad
© 2019 serviciosinmobiliarios.pe Todos los derechos reservados